Frío y calor en Beijing

Cuando volví a Beijing hace una semana no pude reconocer la ciudad. Antes de irme para el sur, las brisas de primavera habían llegado para llevarse toda esa neblina que ponía la nota gris en las calles. El invierno había por fin terminado, pero aún así no podía descuidarme. Salir sin una segunda capa era arriesgarse a que una vez caída la noche esos vientos heroicos, que durante el día dejaban que los rayos del sol toquen el piso, se vuelvan en verdad brisas enemigas que me recordaban ese frío que asfixiaba mis pulmones durante lo más feo del invierno.

Beijing tiene una primavera curiosa, históricamente nunca fue nada especial pero cuando empezó a desarrollarse comenzaron a necesitar cada vez más madera para calentarse durante el invierno, trayendo abajo todos esos arboles de los bosques que rodeaban la ciudad. Estos bosques eran lo único que evitaban que los vientos que vienen desde el desierto del norte trajeran consigo sus tormentas de arena. Yo me perdí la temporada porque estuve en el sur así que no pude tomar fotos, pero pueden ver como estuvo la ciudad en 2010 acá. Lo mas importante es que tengas la lección aprendida: no te metas con la madre naturaleza.

Cuando volví ya nada era igual. Me impresioné ante como en un solo mes el cambio puede ser tan radical. Los arboles dejaron de estar desnudos, vistiendo la ciudad de un verde radiante que hace olvidar de ese deprimente color concreto. Los restaurantes instalaron mesas en las veredas y la gente sentada tomando trayendo esa típica bulla que hacen cuando juegan a los dados. Ya nadie se esconde, ahora todos están en las calles caminando, conversando, montando bicicleta, lo que sea, pero al fin carajo, Beijing esta siendo esa ciudad vibrante como me la imaginé antes de venir.

Eso sí, el calor es horrible. No sé si como peruano debería estar acostumbrado o ahora mi percepción ha cambiado después de vivir un invierno bien cruel, pero me siento como en un horno. Extraño una piscina o la playa, y eso que el verano aún no llega. Ya he sido advertido que la temperatura seguirá subiendo, este será mi tercer verano en China pero creo que también será el peor.

En fin, la foto de hoy es donde me gustaría estar este fin de semana. El año pasado pasé el verano en un pueblo cerca a un puerto de pescadores. Durante las tardes algunos se metían entre esos botes abandonados para refrescarse. Yo no lo hice ni una sola vez, pero ahora sí me arrepiento, para la próxima será.

About these ads

3 pensamientos en “Frío y calor en Beijing

  1. Hola Faure soy Maria Elena Amiga de tu mami y hermana de tu Miss Lilly quien te recuerda con mucho cariño,siempre me conto de ti lo trome que eras!! sigue adelante y escribe para tener siempre que leer!! bs

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s